Activista Japones: “Quiero salvarme, eso es todo”

Activista Japones: “Quiero salvarme, eso es todo”

El hombre que lidera la lucha por la legalización en Japón.

mitsamuno miyamoto cannabis cure

Buenas Familia hoy hemos encontrado en la red una historia y una lucha en Japón como las que tenemos por aquí y en todo el mundo con la ilegalización.

Masamitsu Yamamoto es un hombre de 58 años cuya historia ha dado la vuelta al mundo. Fue diagnosticado con un cáncer de hígado en el año 2010. Desde entonces ha sido sometido a todo tipo de tratamientos. Hasta la fecha, solo uno de ellos ha dado resultado: el cannabis medicinal.

A pesar de que cada vez más países reconocen las propiedades medicinales de la marihuana, todavía quedan otros muchos que se niegan a reconocer los derechos de sus pacientes, como ocurre en Japón. La legislación vigente no solo prohibe su consumo, sino que también limita enormemente cualquier investigación científica sobre el cannabis terapéutico.

Y no son pocos los afectados por este enfoque prohibicionista. Uno de ellos es Masamitsu Yamamoto. Este residente en la prefactura de Kanagawa, en la ciudad de Tokio, que sufre un cáncer de hígado en una etapa muy avanzada, comprobó que ninguno de los tratamientos puestos a su disposición era capaz de aliviar o frenar su avance, cuando decidió investigar alguna otra medida alternativa.

Después de probar diversas opciones como la quimioterapia, que no pudieron frenar su enfermedad, dio con la marihuana y sus propiedades médicas. Una vez se informó sobre los beneficios, llamó a los Ministerios de Salud, Agricultura y Justicia de su país para preguntar de qué manera podía obtener legalmente el tratamiento. También solicitó ser incluido en un ensayo clínico que investigara las propiedades de la planta. Las autoridades no hicieron caso a sus demandas, por lo que decidió cultivar cannabis en su propia casa.

Poco tiempo después de empezar con este tratamiento, su salud mejoró enormemente. Los efectos del cáncer descendieron y Masamitsu sintió un fuerte alivio de los dolores que padecía. Sin embargo, en diciembre del año pasado fue detenido para ser interrogado. La policía incautó  200 gramos de cannabis que había cultivado y, desde entonces, su condición ha ido empeorando progresivamente.

Yamamoto comenta, a la vista del proceso judicial en el que se encuentra involucrado, que nunca antes había tenido problemas con las autoridades japonesas. La única razón por la cual consume cannabis es porque, tras desechar el resto de opciones disponibles, la marihuana es la única que ha demostrado ser capaz de aliviar los síntomas de su enfermedad.

El doctor japonés Kazunori Fukuda ha realizado diversas investigaciones sobre la prevención de la enfermedad. Sobre el caso de Yamamoto comenta: “los pacientes con cáncer en fase terminal sufren una pérdida de hambre y depresión. En la actualidad, no hay muchos medicamentos que sean eficaces para combatir este tipo de síntomas, y la marihuana ha demostrado aumentar la sensación de apetito, y es conocida por crear una sensación de relajación y felicidad. ¿Por qué debería deberán estar prohibido que los pacientes accedan a estos sentimientos? Los efectos médicos de la marihuana para aliviar los síntomas del cáncer avanzado están claros”. (aunque desde la familia cannabica esperamos que todo avance para poder usarlo antes de una fase terminal; viendo el potencial que tiene con estas investigaciones)

El Activista japones, Masamitsu Yamamoto señala que espera que su caso abra el debate público sobre la marihuana medicinal en Japón. “Tengo dos hijos. Podría haber mantenido mi caso en secreto en lugar de hacerlo público, pero pensé que sería una buena oportunidad para hablar a la sociedad de este problema. Siempre que haya personas cuyas vidas sean salvadas por el cannabis medicinal, debería permitirse su investigación. A fin de cuentas, ¿qué es la justicia sin vida?”.

La gran espectación que ha despertado el caso podría provocar un cambio legislativo en el país. Como Masamitsu, otros muchos pacientes están a la espera de que Japón reconozca sus derechos para poder acceder a tratamientos con base cannábica, que ya han demostrado ser sumamente efectivos para hacer frente a las enfermedades que padecen.

Fuente.

 

Familia Cannabica